El uso, la producción de plásticos han ido aumentando conforme aumenta la población y más productos son hechos de plástico. Cuando los desechamos, gran parte de los plásticos acaban los ambientes naturales, donde contaminan, causan la muerte de muchos animales y hacen que se pierda el atractivo visual de estos lugares. Además, sustancias usadas en la elaboración de los plásticos que están en contacto con los alimentos, los pueden contaminar y afectar la salud.

Dependemos de los plásticos para muchas aplicaciones y productos, pero gran parte de ellos, como bolsas del supermercado, vasos, platos y popotes son innecesarios porque existen opciones no desechables o biodegradables. Te invitamos a unirte a la campaña Plásticos desechables, ¡No Gracias!, consumiendo alimentos de lugares que te ofrezcan opciones compostables, biodegradables o mejor aún, las lavables.           Conoce más.

Descarga tarjeta personal.

Descarga letrero para tu negocio.