El dodo es un símbolo de la extinción de especies, ya en poco más de un siglo después de su descubrimiento en 1581, el dodo desapareció del planeta a consecuencia de las actividades humanas. Como vestigio de su existencia solo quedaron un pico, una pata y algunas pinturas.(se han encontrado huesos, que junto con las pinturas, han servido para hacer modelos de la especie).

El dodo era un ave de la familia de las palomas que vivía en la Isla Mauricio en el Océano Índico. En esta isla no existían depredadores y había alimento en abundancia, por lo que, después con el tiempo perdieron la capacidad de volar y defenderse de los depredadores.

El dodo, también llamado, Dronte, media aproximadamente 1 metro y pesaba entre 13 y 25 kilos. En 1598 llegaron a Mauricio los primeros marineros portugueses, quienes al ver esta peculiar ave que no volaba y no les tenían miedo la llamaron dodo (en su lengua, dodo significa estúpido). Los dodos eran fáciles de cazar por lo que en los siguientes años, los barcos que pasaban por la isla cazaban muchos dodos para alimentar a las tripulaciones. Con los barcos también llegaron cerdos, ratas, macacos, gatos y perros, los que se alimentaron de los dodos, sus crías y huevos hasta causar su extinción. La Agrupación Dodo A.C. tomo el nombre de esta ave para recordarnos que su historia no se debe repetir.

Restos del último dodo.
Restos del último dodo.