Cuidado personal

Prefiere los productos que no han sido probados en animales.

Usa productos biodegradables.

Prefiere los productos orgánicos.

Prefiere los productos que tengan menos empaques, por ejemplo una barra de jabón sobre un gel en botella de plástico.

Lleva los envases a reciclaje.

Prefiere los aerosoles mecánicos a los que utilizan gas.

Prefiere productos nacionales sobre importados.

Es mejor hacer ejercicio en aparatos mecánicos que eléctricos.

Prefiere la ropa fabricada con fibras naturales como el algodón; las fibras sintéticas toman más tiempo en degradarse una vez que las has tirado al basurero.

Si tienes un bebe, usa pañales de tela o prefiere los pañales desechables biodegradables.

La basura

-Separa los desechos orgánicos, si tienes jardín, puedes hacer un compostero y preparar tu propio abono para las plantas.

-Lava y aplasta los envases de tetra pack, luego llévalos al centro de acopio para reciclarlos.

-Lava las latas y sepáralas.

-Separa los envases de plástico, enjuágalos y llévalos a reciclar.

-Separa el papel y el cartón.

-Lleva tus desechos separados a un centro de acopio.

-No tires el aceite de cocina al drenaje, envasalo y tiralo en un recipiente cerrado.

-No arrojes pilas, aparatos electrónicos a la basura, llévalos a reciclar. Las oficinas de atención a clientes de Telcel tiene sitios para depositar tus celulares, cargadores y demás accesorios que ya no utilizas.

      

En el camino

Si vas a un lugar cercano, camina o usa la bicicleta.

Prefiere los autos de menos consumo de combustible.

Revisa la presión de las llantas de tu vehículo.

Afina tu automóvil según las especificaciones del fabricante.

Para ahorrar combustible y contaminar menos viaja con más personas cuando puedo o uso el transporte público.

-Al volar en avión consumimos una enorme cantidad de combustible, trata de viajar en auto, camión o tren. Si viajas en avión, a tu regreso únete a una campaña de reforestación y planta de árboles. Otra alternativa es comprar bonos de carbono con alguna organización dedicada a esto.

 

Focos ahorradores                                              

Usas focos ahorradores de energía.

Los focos ahorradores son una excelente opción para ahorrar energía, sin embargo se deben tener precauciones con su manejo y al desecharlos. Los focos ahorradores tienen mercurio, cuando se rompe uno de estos focos se debe hacer lo siguiente:

-Abre las ventanas y sal de la habitación durante 15 minutos. Ten cuidado de no pisar los pedazos de vidrio dispersos en el piso.

-No utilices una aspiradora para limpiar el sitio, ya que la succión de ésta puede esparcir gotitas de mercurio tóxico por toda la casa.

-Ponte guantes de hule, tapabocas y coloca los desechos en un recogedor. Limpia el polvo con un papel húmedo.

-Coloca los desperdicios (restos de foco y el papel) en una bolsa plástica y séllala.

-No coloques la bolsa en el recipiente normal de basura de su casa.

Ya que los focos contienen mercurio, no se deben tirar al bote de basura, guárdalos en una bolsa de plástico, séllala y mete la bolsa en una caja de cartón, marca la caja con un plumón para que sepas que contiene.

Desafortunadamente en México aún no existen lugares para llevar estos focos. Mientras las autoridades hacen responsables a los fabricantes del destino final de sus productos, guarda los focos en un lugar seguro de tu casa.

En el jardín

-Siembra plantas nativas y preferentemente adecuadas al clima dónde vives. Las plantas nativas están acostumbradas a la temperatura y humedad, por lo que requieren menos riego.

-No uses pesticidas químicos, busca opciones orgánicas.

-Prepara y utiliza composta para fertilizar tu jardín.

-Riega tu jardín muy temprano en la mañana o en la tarde, nunca a la hora de más calor.

Al regar a la hora de calor, mucha del agua que usas se evapora por la temperatura, aprovecha las horas más frescas para regar tus plantas. El ambiente y tus plantas lo agradecerán. También puedes optar por sembrar plantas que requieren poco agua.

-Si vives en lugares áridos evita el pasto, ya que consume mucho agua para su mantenimiento. Puedes usar otros sustratos para lograr un efecto lindo en tu jardín, como piedras, grava, corteza o cascara de nueces.

En las fiestas

-Evita comprar envases desechables.

Si tienes una fiesta y no quieres lavar platos, compra productos desechables biodegradables hechos de fécula de maíz, de bambú o cartón.

Evita los desechables de plástico y sobre todo, NUNCA compres ni aceptes recipientes de unicel, además de que son muy contaminantes, liberan sustancias tóxicas en la comida.

-Si compras refrescos u otras bebidas, prefiere los envases vidrio o retornables. Las latas de refresco son una buena opción y al final se aplastan y se llevan a reciclaje.

-Usa un marcador para poner el nombre a los vasos de tus invitados, así evitas que se pierdan los vasos y acaben usando más de uno.

-Usa productos locales para preparar la comida.

-Prefiere el papel de china para envolver tus regalos, incluso, puede solo poner un moño y evitar el uso del papel para envolver. Nunca compres papel para envolver que no se degrade, como metalizados o el de plásticos.

-Evita envolturas innecesarias.

-Puedes usar plantitas para tu decoración, al final de la fiesta puedes regalarlas a tus invitados.

-Aprovecha la tecnología, en lugar de mandar invitaciones impresas, mándalas por correo electrónico.

-Prefiere el papel aluminio para envolver y  guardar los restos de alimentos. Al final, solo comprime el papel y llévalo a reciclar junto con las latas y otros desechos de aluminio.

-Coloca recipientes o bolsas transparentes biodegradables con un letrero para que tus invitados sepan en que bolsa colocar el vidrio, los platos y vasos, o los cubiertos. Al separar reduces el volumen de la basura y puedes llevar los materiales a reciclar más fácilmente.

En las compras

-Usa bolsas de tela para el mercado o el súper.

Lleva una bolsa de tela o red al mandado cuando vayas a comprar y rechaza las de plástico. Las bolsas de plástico que acaban en la calle tapan los drenajes y causan inundaciones, o si por los ríos llegan al mar causan que se ahoguen las tortugas marinas y otros animales que se las comen.

-Compra los productos que tienen menos empaques.

Evita los productos que llevan varias capas de empaque (bolsa de celofán, caja y empaques individuales en un solo producto)

-Prefiere los productos que tengan empaque reciclables.

-Prefiere los envases de vidrio sobre los de plástico.

-Consume los alimentos locales que estén disponibles.

Muchos de los alimentos disponibles viajan enormes distancias para llegar a los supermercados, por lo que se usa mucha energía para enfriarlos y transportarlos. Prefiere comprar en los mercados y prefiere productos locales.

-Antes de comprar, piensa si es algo que realmente necesitas.

-Prefiere productos de mejor calidad, ya que duran más.

-Evita en lo posible los productos desechables.

-No compres agua en botellas. Existen muchos tipos diferentes de filtros en el mercado, escoge el que más se adecue a tu presupuesto y deja de pagar el agua a precio de oro.

-Prefiere los alimentos en presentaciones familiares a aquellos en presentaciones individuales.

-Prefiere utensilios y productos de madera, metal o materiales que se pueden reciclar. Evita los productos de plástico en lo posible.

Al lavar

-Al lavar ropa, llena la lavadora a su capacidad.

-Colecta el agua de la lavadora y úsala para lavar el patio o regar las plantas.

-Utiliza detergentes biodegradables, evita usar suavizantes para telas, mejor una 1 taza de vinagre en el enjuague.

-Seca la ropa al sol, así ahorras energía y los rayos del sol ayudan a matar las bacterias en la ropa. Si usas secadora, limpia el filtro con regularidad, así disminuyes el uso de energía.

-Plancha la ropa en una sola tanda, así se aprovecha mejor el calor de la plancha y usas menos energía.

-Usa vinagre y bicarbonatos como productos de limpieza. El aceite vegetal y jugo de limón son un excelente abrillantador de madera.

En la Oficina

-Lleva tu taza al trabajo para tomar el café.

Los alimentos calientes, especialmente las bebidas son contaminadas por los recipientes de unicel. Busca una taza bonita de cerámica o vidrio para llevar o dejar en tu trabajo o escuela. También puedes llevar tu propia jarra al comprar atole o jugos frescos.

-Usa una botella o cantimplora, no compres botellas de agua.

México es uno de los principales consumidores de agua embotellada, y aunque las botellas son reciclables, solo una pequeña fracción de ellas llega a las empresas recicladoras, la mayor parte acaba en la basura o peor aún en las calles. Además mientras el metro cúbico (mil litros) de agua que te llega por la red cuesta menos de 5 pesos, el agua embotellada la pagas a 10 mil pesos el metro cúbico ¿Te parece razonable?

-Compra una botella de acero inoxidable y úsala para llevar tu agua.Los plásticos que tienen el número 7 (también llamados policarbonato) son los rígidos, liberan toxinas y el aluminio también puede causar problemas en la salud.

-Si compras alimentos en la calle o para llevar, lleva tus moldes para que te coloquen la comida o pide desechables de cartón, no aceptes desechables de unicel, no solo dañan el ambiente también dañan tu salud.

-Elimina los cartuchos de tóner y tinta de las impresoras y copiadoras de acuerdo a las indicaciones del fabricante. Si esto no viene en el manual del usuario, contacta al fabricante.

-Apaga los aparatos eléctricos antes de irte, puedes usar supresores de picos para conectar tus aparatos, así solo tendrás que apagar un botón.

-Apaga las luces y los aparatos eléctricos que no estés utilizando.

-Usa el papel por los dos lados.

-Usa papel reciclado o de fibras naturales (algodón o caña)

-Lleva el papel usado a reciclar.

-Utiliza baterías recargables, prefiere las de NiMh sobre las de NiCa.

En el baño

Instala regaderas ahorradoras de agua.

Coloca una cubeta en la regadera para colectar el agua que sale fría, después usa esa agua para la taza del baño.

Instala W.C. con tanques de 6 litros o menos, si tu tanque es de más capacidad, coloca botellas de agua dentro del tanque para ahorrar agua.

Tengo calentador de paso o pongo en piloto mi calentador después de bañarme.

El calentador debe estar a la temperatura con la que te bañes, sin tener que abrir el agua fría.

Utiliza papel de baño hecho con papel reciclado.

Reduce el tiempo en la regadera, cada dos minutos menos de baño equivale a 40 litros de agua.

Usa un vaso con agua para lavarte los dientes.

Ten un cesto de basura en el baño y evita tirar basura en la taza del baño.

En la casa

Utiliza pintura sin plomo y sin solventes. Escoge pinturas sin compuestos orgánicos volátiles.

Instala ventanas dobles, aislan mejor la casa y ahorras en calefacción.

Instala un calentador de agua solar.

Si vas a construir, prefiere adobes, ya que su producción se realiza en el sitio, no requieren transporte y no se tiene que cocer a altas temperaturas en hornos que queman combustible. Otra opción son los ladrillos reciclados, que aún que ya pasaron por por ese proceso, pueden ser utilizados para construir otra casa.